viernes, 31 de julio de 2015

SAN IGNACIO DE LOYOLA. No el mucho saber harta


Termina el mes de julio con uno de los grandes, San Ignacio de Loyola. El siglo de oro de las letras españolas fue también el siglo por excelencia de la sanidad en España. Cuanto bien ha  nos hace este año conocer a Santa teresa de Jesús en su 5º centenario de su nacimiento, pero, cuanto bien nos hace conocer e imitar a San Juan de la Cruz, a San Francisco Javier, San Pedro de Alcántara, San Juan de Ávila, San Juan de Dios, y un largo listado de hombres y mujeres, a los que el Espíritu inspiró una decisión radical por el Evangelio, tan perturbado y tan expoliado por los mismos miembros de la Iglesia. La Alemania reformadora de Lutero se revelaba contra unos vicios que situaron a los que no aceptaban las actitudes de la Iglesia en una posición contraria. Pero la auténtica  reforma vendría por el Espíritu, la que comienza con cada uno. Y estos santos son el buen ejemplo de, contra viento y marea, e, incluso siendo cuestionados por la Iglesia, supieron reformar desde dentro lo que la Iglesia misma necesitaba.
Fijémonos en Ignacio de Loyola al que celebramos hoy. La convalecencia de las heridas de guerra le hacen reflexionar sobre su vida, la lectura de vidas de santos les interpela para preguntarse, si ellos lo hicieron yo también, la respuesta a abandonarlo todo para realizar una nueva búsqueda le conduce hasta Manresa y vivir la experiencia de lo que después serán lo ejercicios espirituales. Su fruto fue la Compañía de Jesús, los Jesuitas, que tanto bien le han hecho a la Iglesia. Su pasión, anunciar a Cristo; su fundamento, dar gloria a Dios; su entrega: hasta el fin;  su amor, total; su novedad, la del Espíritu. 
Hoy, cualquiera de nosotros, podemos gozarnos de su obra participando en unos buenos ejercicios espirituales, que nos descubren a nosotros mimos y nos acercan a la voluntad de Dios. Hace unos años tuve la oportunidad de participar en varias tandas de ejercicios personalizados. Creo que fueron los momentos espirituales más intensos de mi vida, los añoro y deseo que otros puedan vivirlos. Cada día iba adentrándome, guiado por el director, en un laberinto que soy to mismo, conociendo recovecos escondidos que justifican muchas actitudes negativas, escuchando con novedad palabras sabidas pero poco saboreadas, luchando hasta el agotamiento en la batalla decisiva de con quien estoy, con Dios o con el Malo. El susurro de la voz de Dios entra como un viento fresco en el alma y provoca una sensación de que eres amado, valorado, que El se preocupa y espera, que todo tiene sentido, y el servir es desde la humildad. De vez en cuando tomo en las manos el libro de ejercicios y hago alguna de sus meditaciones, y, dejo que sea el Señor. 
Quiero poner dos frases. La primera es del número 2 y dice: "No el mucho saber harta y satisface el alma, sino el sentir y gustar la cosas internamente"
Y la segunda es la oración de la contemplación para alcanzar amor:
"Tomad, Señor, y recibid toda mi libertad, mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad, todo mi haber y mi poseer; Vos me lo disteis, a Vos, Señor lo torno; todo es vuestro, disponed a toda vuestra voluntad. Dadme vuestro amor y gracia que ésta me basta".

No os olvidéis de rezar por Francisco, el primer papa jesuita.

Nosa Señora da Franqueira, axúdanos a gustar do amor de Deus

Feliz día
Javier Alonso
A Franqueira
31-07-15

jueves, 30 de julio de 2015

ÚLTIMA PESCA



Hoy el evangelio es una nueva parábola del Reino. Llegará a su plenitud en el último tiempo, pero no es necesario esperar a tan lejos, ahora ya se cumple. La red que se echa al mar recoge todo tipo de peces, así, se extiende por todo el mundo la llamada a participar de la gracia. "Atrapados" por el amor de Dios entramos en su vida. La opción que tomemos en la vida nos ayudará a crecer adecuadamente para la vida, o, por el contrario, si nuestra elección va abocada a la muerte,a vivir separados del amor de Dios. La red se extiende para que nadie pueda quedar fuera, sino que, el Señor quiere acercarnos a todos a El. Pero, cuantos huimos muchas veces de su amor, elegimos nuestras satisfacciones, queremos crecer a nuestro gusto, optamos por nuestros mares. 
"Se sedujiste , Señor, y me he dejado seducir. Fuiste más fuerte que yo y me venciste. Este verso de Jeremías 20,7 nos sitúa , no en el temor, sino, en la relación apasionada de Dios por cada uno. "Con lazos de ternura, con cuerdas de amor, los atraje hacia mí" (Oseas 11,4), es la forma, el estilo, la esencia de la relación de Dios con nosotros, su atadura es una cuerda de amor en el que no quiera dejarnos solos, sino, agarrados a su corazón. El Papa Francisco nos recuerda en muchas ocasiones la revolución de la ternura, y, esa es la revolución con la que debemos atrapar al hombre de hoy, atrapados en amor, envueltos en la pasión de Dios enamorado de sus criaturas. Dios tiene deseos de nada se escape de su corazón, y lo que más le hiere es nuestro desamor.

Nosa Señora da Franqueira, axúdanos a non soltarnos do amor apaixoado de Deus.


Feliz día
Javier Alonso
A Franqueiraç
30-07-15

miércoles, 29 de julio de 2015

SANTA MARTA



La celebración de la festividad de Santa Marta, hermana de María y Lázaro, amigos del Señor, nos ayuda a pensar en varios aspectos de nuestra fe. Uno de ello es el que aparece en el texto del evangelio de hoy. Lázaro había muerto y cundo llega Jesús, Marta, muestra la rebeldía de la incomprensión. Jesús , que había hecho tantos milagros ¿cómo consiente que su hermano muriese?. Jesús afirma, contra todo pensamiento, una palabra novedosa, El es la Resurrección y la Vida. La fe no se basa en conceptos e ideas, sino, éstas, fruto del encuentro con el Señor. "Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, que había de venir al mundo". En las lágrimas de la desesperación se afirma la fe, se reconoce quien es el Salvador, se manifiesta la esperanza.
Otro de los aspectos es el de la amistad. Jesús elige a sus discípulos y les llama amigos, y conversa con mucha gente, y acoge a todos. Pero Jesús necesita un lugar de intimidad, donde compartir la vida, pasar ratos de encuentro, estar para reírse, charlar, descansar. Esa es la casa de Marta, maría y Lázaro. En Betania, Jesús, tiene su refugio de amistad.
Betania es sinónimo de acogida. Ella, Marta, es patrona de los hosteleros, y también, protectora de los asilos de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados. La actitud  de acogida es propia de nuestra fe, no solo el saber abrir las puertas de nuestra casa para el que necesite descansar, sino sobre todo, el corazón para acoger.
Marta y María, son signo de la doble misión de la Iglesia y de todo cristiano, la oración y la acción, la contemplación y la misión, dos cosas que no se contraponen, sino que se necesitan y se complementan. Orar para comprender lo que debemos hacer, vivir manifestando lo orado, rezar poniendo lo realizado, actuar siendo manifestación de lo orado.
A la luz de todo esto quiero comentar un hecho que me hizo pensar. El otro día llamó por teléfono una señora al santuario preguntado si teníamos habitaciones para pasar unos días. Yo le contesté que no, que no disponíamos de hospedería, a lo que me dijo: "que pena, quisiera pasar unos días de oración". Esta es una asignatura pendiente del Santuario da Franqueira, disponer de un lugar en el que poder acoger a los peregrinos o personas que deseen hacer unos días de retiro, incluso poder organizarlos. Pido a la Virgen poder ver eso logrado, dar los pasos para conseguir ese servicio y esa atención propia de todos los santuarios, ayudando a vivir unos días de oración y encuentro. Muchas oportunidades de evangelización se pierden por no disponer de instalaciones adecuadas. Cuanto me gusta soñar. En su tiempo el antiguo monasterio disponía de ese servicio de hospedería, pero, la desafortunada desamortización destruyó el monasterio y retrasó en cientos de años la vida de este lugar.

Nosa Señora da Franqueira, axúdanos a ter un corazón hospitalario.

Feliz día
Javier Alonso
A Franqueira
29-07-15

martes, 28 de julio de 2015

CIZAÑA


Este capitel de la portada del santuario da Franqueira, representa a un monje leyendo la Escritura, Los dragones que está a su lado son las habladurías, la tentación de no escuchar la Palabra. 


Hace unos días estaba una persona limpiando un muro, sacando zarzas y malezas, unas grandes y otras más pequeñas. ¡Esto es increíble! decía la mujer. Nada de increíble, es bien visible lo que hay. Y es que, las zarzas y malas hierbas, le decía yo, no necesitan ni abonos, ni cuidados, ni estar pendientes de ellas más que para quitarlas, no les afecta ni la sequía ni el exceso de agua, y además, crecen y crecen y están por todas partes. 
Después de dejar aquella conversación, que no fue mucho más prolongada, iba yo pensando en como la maldad, las malas hierbas del corazón, los pensamientos perversos, la maledicencia, todo lo que va destruyendo al hombre, no necesita esfuerzo, más que el ir creciendo en el mal, se autoalimenta en el regocijo de la autosatisfacción, se mantiene con la búsqueda de nuevos lugares en el que destruir, se alía con quien muestra debilidad, disfruta con el daño cometido y siempre quedan raíces difíciles de arrancar. 
Ahora bien, si ayer el evangelio nos situaba en el crecimiento silencioso de la semilla de mostaza, hoy no tenemos que temer a que crezcamos junto a la cizaña y estemos prevenidos de que no nos ahogue. El mal está presente en el mundo y no podemos ser ingenuos, porque ¿no es más fácil la pereza que estar dispuestos a ser servidores?, ¿no es más satisfactoria la gula que unirse al hambre de los más pobres?, ¿no nos enorgullece más la soberbia que la disponibilidad?, ¿supone algún esfuerzo la lujuria, o la envidia?, ¿no te llena de razón y de razones actuar con ira?. Pues esta cizaña sigue muy presente en el corazón del hombre y no puede frenar el crecimiento del Reino.

Nosa Señora da Franqueira, axúdanos a non decaer na loita contra o mal.

Feliz día
Javier Alonso
A Franqueira
28-07-15

lunes, 27 de julio de 2015

SEMBRAR EN MI HUERTO



El Reino de los cielos se parece a una semilla de mostaza sembrada en el huerto.
Jesús sigue describiendo el Reino con las parábolas para que comprendamos cuan diferentes son a lo que nosotros nos planteamos habitualmente. Es el Reino que se inicia en lo pequeño, lo discreto, lo que no se ve, como el grano de mostaza. Pero su fuerza es increíblemente superior a lo que nos imaginamos. El Reino está de tal forma inserto en la vida del hombre, en su historia, en su realidad, que no se aprecia, pero su efecto en el de la levadura en medio de la masa, hace que todo crezca. Tanto una como otra parábola nos hablan en positivo, lo que crece, lo que avanza. Así el Reino es lo que Dios realiza ya en nosotros, por Jesucristo en el Espíritu, pero está en proceso de plenitud. La semilla necesita ser plantada en el huerto, en el mío y el tuyo, es necesario que se mezcle con la masa, en la vida cotidiana de cada uno. De nosotros depende, si lo aceptamos, que Dios realice su obra, si le permitimos que plante su semilla, que se mezcle en nuestra vida. 

Nosa Señora da Franqueira, danos a docilidade de espírito para recibirmos e percibirmos o Reino en nós. 

Feliz día
Javier Alonso
A Franqueira
27-07-15

domingo, 26 de julio de 2015

CINCO PANES Y DOS PECES



Comieron todos, se saciaron y sobró.

Hace tres domingos, Jesús, enviaba a sus discípulos de dos en dos para anunciar la conversión, sanar al hombre de sus dolencias y sufrimientos, y, liberarle de las ataduras del mal. El domingo pasado volvían los discípulos y Jesús, después de invitarles a descansar, les muestras que, a pesar del cansancio, de no tener tiempo ni para comer para atender a tantos que venían, nos muestra su corazón compasivo de Buen Pastor.
Hoy, toda esta muchedumbre, 5.000 hombres, más las mujeres y los niños, esto es, una multitud inmensa de gente para aquella época y para hoy, están en descampado y con hambre. Como el pueblo de Israel por el desierto liberados de las esclavitudes que les imponían, el pueblo del que Dios, compasivo y misericordioso, tiene predilección y los lleva a la tierra prometida. Ese pueblo alimentado por el maná del cielo anuncia al que hoy es saciado por la multiplicación. El joven que tiene 5 panes y 2 peces no se los guarda, sino que, lo que tendría para comer lo entrega, y el Señor obra el milagro.
¿Qué estoy dispuesto a entregar al Señor?, Lo que me sobra o de lo que tengo para que multiplique y llegue hasta saciar. Jesús obra el milagro de lo aprendemos de pequeños cuando los padres de dicen a los niños "no seas egoísta, reparte con tu hermano", pero cuando crecemos ¡como cambia nuestro discurso!, parece que si no pisas te pisan, si no guardas te roban, si repartes eres tonto. Jesús obra el milagro de la presencia del Reino, así, donde impera la sinrazón, Jesús sorprende con la acción de la gracia. 
Es domingo, día de Eucaristía, donde el Pan único y partido llega a todos pues es el alimento del Pueblo santo de Dios. Hoy nos acercamos a la mesa del Reino para extender nuestras manos y recibir el Pan eucaristizado, el Cuerpo de Cristo, Pan de vida eterna.
Tus cinco panes y tus dos peces llenarán cestos de alimento para la muchedumbre del mundo pues multiplica el Señor la generosidad del pobre. 

Nosa Señora da Franqueira, ti es xenerosa connosco e entrégasnos o teu Fillo, axúdanos a saciar a nosa fame de Deus.

Hoxe que celebramos a San Xoaquín e Santa Ana, os pais da Virxe María, enomendemos á súa protección aos avós e avoas.

Feliz domingo
Javier Alonso
A Franqueira
26-07-15

viernes, 24 de julio de 2015

SEMBRADOR



Salió un sembrador a sembrar.

Hoy el evangelio nos relata la interpretación que hace Jesús de su propia parábola. Y no tenemos mucho más que añadir, solo que seamos tierra buena, que abandonemos la dureza del camino, evitemos el robo de la palabra por el tentador, profundicemos y busquemos en el fondo la constancia necesaria para alimentarnos, desterremos la seducción de las riquezas y los afanes de la vida, y, eso sí, seamos tierra buena.
¿qué impide entrar a Dios en nosotros?, la dureza de nuestro corazón; ¿qué impide que lo que recibimos con alegría no se afiance?, ser efímeros, vivir superficialmente conformarnos con lo inmediato, vivir en lo acelerado de lo que imponen como moda; ¿qué ahoga la palabra?, las riquezas y hacernos esclavos de ellas y querer lograrlo todo, tener un afán desmesurado por todo, alcanzarlo todo. ¿cuál es el modelo de acogida?, María. Ella, dejándose arar por el Espíritu revela la profundidad de un corazón que acepta, preparada desde los siglos es tierra fértil que da el fruto excelso de la salvación. ¿Tendría tentaciones?, por supuesto, pero supo alejarse y alejar a quien destruya. ¿tendría miedos y dudas?, por supuesto, pero supo ver en lo profundo de su alma, comprobar en el diálogo íntimo cuán adentro llega Dios y nos hace llegar a nosotros. ¿sintió las dificultades de la pobreza?, claro que sí, pero reconoció en ella la libertad de corresponder a quien se hace pobre para enriquecernos. 

Nosa Señora da Franqueira, axúdanos a defendernos do mal, a buscar no profundo do ser, a ter a libertade da pobreza e dicir si.

Feliz día
Javier Alonso
A Franqueira
24-07-15

jueves, 23 de julio de 2015

20 AÑOS NO SON NADA. GRACIAS , SEÑOR





Bendito sea el Señor porque ha visitado y redimido a su pueblo.

Hoy es un día muy especial para mí y para cuatro compañeros más: Vidal, Santi, Gonzalo y Moncho. Hace 20 años, a las 5 de la tarde, el Sr. Obispo, el muy recordado D. José Cerviño, por medio de la imposición de manos que representa la efusión del Espíritu, impartía el sacramento del Orden Sacerdotal a los que entonces éramos unos jóvenes decididos a vivir el ministerio presbiteral en la Diócesis de Tui- Vigo. 
20 años no son nada y es un momento para dar gracias a Dios. Os pido que os unáis a mí y a mis compañeros en esta acción de gracias al Padre. El, en Cristo, nos llamó para ser sus amigos, para estar con El, para escucharle y anunciar su palabra, para hacer llegar su Gracia, para manifestar su misericordia, para ser en el Espíritu imagen, icono del Buen Pastor.
Hoy la Palabra del Evangelio tiene una frase de Jesús, que, desde hace años, a partir de unos ejercicios espirituales está muchas veces presente en mi vida "sin mí no podéis hacer nada". Dentro del contexto en el que pronuncia estas palabras, que es la última cena y en el discurso oración de despedida de sus discípulos, nos deja una de las claves de la vida sacerdotal y de la vida cristiana: la unidad en Cristo de quien procede toda acción. Pues es una tentación en todos, pero muy especialmente en el sacerdote, buscarse a sí mismo, intentar agradar a todas, mantener un prestigio, lograr éxitos y loores, ser admirado y honrado. Pero la vida te enseña que las alabanzas de este mundo no son nada y es deseo que no podemos olvidar que somos llamados a dar gloria y alabanza a nuestro Dios. Nuestra vida no es más en hacer cosas, sino, en vivir con intensidad, transmitir la alegría del Evangelio, manifestar el Reino. El que vive en Cristo es criatura nueva y, como tal, lleva también las señales de haber muerto en El para vivir la misma resurrección.
Hoy, aniversario de mi ordenación sacerdotal, os pido una oración por mí y por mis compañeros. Una oración agradecida. Por favor en mi nombre pedid perdón al Señor por mis pecados, pedidle para mí la fuerza necesaria para ser fiel al Señor y seguir en su senda. Os doy las gracias por anticipado. Y también rezad por las parroquias a las que estoy al servicio.

Nosa Señora da Franqueira, vela polos sacerdotes e protéxenos.

Feliz día
Javier Alonso
A Franqueira
23-07-15

miércoles, 22 de julio de 2015

¿A QUIÉN BUSCAS?


No es buscar sin rumbo, ni atrapar lo primero que caiga, no dejarse engañar por lo que me resulta atractivo, ni decidirse por lo efímero, ni saciarme para quedarme vacío. No es buscar por buscar porque me sienta insatisfecho, porque no tiene sentido, porque llorar sin lágrimas satisfecho pero sin respuestas. Buscar, no es buscar cosas, ni siquiera experiencias escritas en rojo carmesí, ni nuevas rutas embellecedoras de álbumes fotográficos. No. No es buscar querer y desear que todo me venga dado, que tengo derecho y ya veré si tal mis deberes. No es buscar saciar el hambre de dinero y placer, romper el hielo de las obligaciones que me impiden ser libre. No.
Abierta la puerta del sepulcro, donde había yacido el autor de la vida, ahora entra Magdalena, toca la piedra fría y escucha el eco de tu llanto en el silencio de la gruta. ¡Cuánto cuesta pensar que hay que caminar solo!. Porque Jesús te había liberado de la atadura del mal, extraído de ti los demonios que te atenazaban y saciaban tus sentidos pero te ahogaban en pesar que nadie podía liberar. Solo Jesús, con su mirada, con su corazón abierto a aceptarte puedo liberarte. Y ahora, el sepulcro está vacío, el Maestro, muerto como escarnio y ejemplo para los que no aceptan la ley, ya no está. ¡Qué desgarro!.
Solo una pregunta, ahora ¿ a quién buscas?. Y solo tu nombre en sus labios, solo su voz, abrió tus ojos y lo reconoces porque es "Rabboni", Maestro. Así, es verdad, la que había conocido las profundidades del mal, ahora es testigo de la Verdad, de la Vida. Ahora puedo gritar que es Cristo el Resucitado, el amor de mi alma, el gozo de mi corazón, la vida en mi muerte, el que está y pronuncia mi nombre.
Hoy, en este día en que celebramos a Santa maría Magdalena, entra en el sepulcro de tu vida y reconoce la voz del Maestro que te llama a la vida.

Nosa Señora da Franqueira axúdanos a sermos testemuñas da ledicia do Resucitado.

Feliz día
Javier Alonso
A Franqueira
22-07-15

martes, 21 de julio de 2015

PARIR Y FRATERNIZAR


Tu madre y tus hermanos están fuera... mi madre y mis hermanos son los que cumplen la voluntad de mi Padre.

La escucha de la Palabra, acoger la voluntad, hacer nuestro lo que Dios quiere de nosotros, realiza uno de los misterios más sorprendentes que Jesús deja dicho para el creyente: ser madre y ser hermano. Ser madre como María, acogiendo en la fe y fecundando por el Espíritu. Ser hermano, frater, fraternizar, ser familia del mismo Jesús, es ser de su misma sangre, engendrado en el mismo amor del Padre. Surgidos del vientre de la misma madre, paridos con la misma pasión, con la misma alegría.
Se me eriza el pelo poniéndome delante de la Palabra y saber que es el mismo Dios, que, siendo escuchado se hace uno, toma cuerpo en mi y da vida al mundo. Se prolonga en cada creyente el misterio del Dios encarnado, de la Palabra hecha carne, del Verbo eterno siendo uno con nosotros. Se me acelera el pulso sabiendo cuan grande es la responsabilidad del que escucha, acoge, cree, y se deja llenar del Espíritu para dar vida. Se gozan las entrañas sabiendo que nada se ha detenido, sino que, en cada uno y en su Iglesia, Dios continúa. 
Necesitamos que la mirada sobre el otro sea de fraternidad, de hermanos, de familia. ¿Quién es? pregunta Jesús. Dile a voz en grito: yo quiero ser hermano, hermana. Estoy harto, dile, de peleas, envidias, miedos porque el otro sea mi enemigo, luchas inútiles porque el mundo me dice que los demás son rivales, carreras agotadoras porque te dicen que hay que ser el primero y tener más para ser alguien. ¿Y tú, Señor, que me exiges?, Pues que esté dispuesto a aceptarte a ti y a los demás, abrir el corazón y la vida, los deseos y la voluntad, el presente y el futuro, para que seas tú. Para que el amor SEA. El amor ES, como dice a Moisés, SER. Y es que eres amando, y así somos llamados, somos amando. ¿Qué es ser hermano sino amando?, ¿que es ser madre sino amando?
(Mateo 12,46-50)

Nosa Señora da Franqueira, faime coma ti, que amosas a Palabra feita carne no teu Fillo, sabedoría eterna. Axúdanos nai a vivir a maternidade e a fraternidade.

Feliz día
Javier Alonso
A Franqueira
20-07-15

domingo, 19 de julio de 2015

VENID A DESCANSAR



Domingo, Día del Señor.

Los apóstoles regresan de llevar la Palabra de conversión,  anunciar el Reino, sanar al hombre herido, liberar las situaciones de esclavitud a las que el mal somete a la persona. Jesús había enviado a los apóstoles con esta misión, y lo había hecho en la libertad de quien asume el riesgo. No nos dice el evangelista cuanto tiempo pasaron los apóstoles dedicados a esta misión. Una tarea que por otro lado nos hace ver desde el comienzo una Iglesia enviada a misionar, a salir al encuentro del que está perdido por el pecado, débil por la enfermedad o hundido por el mal.
Y al regreso, que no tenían ni tiempo para comer, Jesús les invita a ir a un lugar apartado y descansar. Porque la tarea principal del discípulo es dejarse acompañar y guiar por su maestro. Y Jesús desea que compartan las experiencias con El, que le cuenten lo que han hecho, que dificultades han encontrado, las tareas que han logrado llevar a término, la ilusión con que han vivido, los fracasos que han sufrido. Para esto necesita intimidad, silencio, encuentro de corazón a corazón. 
Hoy, cada cristiano, viviendo en el mundo, si tiene conciencia de ser enviado a anunciar con su vida el Evangelio, a acercarse al sufrimiento del otro, a tocar las esclavitudes a que somete el mal, necesita también un tiempo de silencio, de descanso, de encuentro, de soledad sonora. Esta es una de las características del domingo, día de descanso, de oración, de encuentro, de familia, de intimidad. Es necesario reclamar, dentro de la vorágine a la que nos somete una estructura económica de consumo y mercado, insisto, reclamar el descanso dominical como un tiempo de estar, de vivir, de espíritu. Hoy en día el día de descanso, o las vacaciones se entienden como un tiempo de consumo, de activismo. El tiempo libre y el ocio es una parte más de la economía, un aspecto del engranaje de progreso, y eso, a costa también del trabajo y el esfuerzo y las familias de los trabajadores.
Jesús, a pesar del cansancio, siente compasión por aquella multitud "porque están como ovejas sin pastor". Oh, Señor, Buen Pastor, ven a fortalecer y guiar nuestra vida, no nos dejes perdidos a nuestra suerte, sino, danos una palabra que alimente nuestro corazón agobiado por el peso de la vida.
(Mateo 6,30-34)

Nosa Señora da Franqueira, a túa imaxe foi atopada na montaña por unha pastora anciá. Desde entón as nosas vidas vense guiadas polo resplandor da túa presencia e nos encamiñas polo camiño da fe cara ao Señor. Non nos deixes da túa man e protéxenos de todo mal.

Feliz domingo
Javier Alonso
A Franqueira
19-07-15

viernes, 17 de julio de 2015

MISERICORDIA QUIERO



Jesús tiene que luchar contra un legalismo que ahoga al hombre y le impide descubrir el corazón de Dios. La imposición de normas era un obstáculo para vivir una relación con Dios de agradecimiento, y que, la creatura hecha a su imagen y semejanza viviese en diálogo de amor. 
Hoy podemos caer en un aspecto contrario. Diciendo que lo importante es el amor, que son las intenciones, que los buenos deseos, que Dios es bueno, que hay que condescendientes, que las leyes y las normas son relativas... no me refiero solo al ámbito de la fe o a la vida de la Iglesia, sino que una actitud un poco laxa está también en la sociedad. Un relativismo cargado de un fuerte individualismo que lleva a afirmaciones como: lo importante es quererse, si no le haces daño no pasa nada, para que sufrir, con mi cuerpo hago lo que quiero, tengo que disfrutar, no es mi problema. 
El cristiano está llamado a centrar su vida en el mandato del amor. Una ley que lo traspasa y lo trasciende todo, de forma que, el resto está condicionado por lo esencial. Sabiendo que Dios nos amó primero y reconocemos su amor en Cristo, no actuamos por nosotros mismo, sino por el amor que hay en nosotros. No somos legisladores que imponemos cargas absurdas, sino que , en este momento, aliviamos la carga que mata al hombre con la ley que libera y da vida. Porque muchos dejan que la leyes que impone la sociedad, simplemente por el hecho de ser aprobadas, las consideran justas y buenas. Y la ley puede ser también un error de la misma sociedad si va en contra del hombre. El cuidado de las personas, su desarrollo, debe ser el objetivo de la leyes. Para el cristiano, no como un añadido, sino, como un fundamento, está la salvación en plenitud.
(Mateo 12,1-8)

Nosa Señora da Franqueira, Nai da Misericordia, axúdanos a que teñamos no centro das nosas vidas a lei do amor.

Feliz día
Javier Alonso
A Franqueira
17-07-15

jueves, 16 de julio de 2015

ESTRELA DOS MARES



Virxe María, estrela locente,
abre o noso corazón
así poderemos verte
co teu Fillo ao carón.

Alumeas as vidas
dos que navegamos
almas agradecidas
pois en ti esperamos

Subidos ao Carmelo
en silencio entre as penas
unha vida sinxela
como a do pai Elías

Silencio e escoita
da Palabra eterna
un puñal que se espeta
na Palabra que se encarna

María, escraviña do Señor
oe, acolle e da vida
nun corazón de amor
a Palabra recibida.

Navegamos polo mar
para non se perder
o faro de luz observar
un rumbo de fe coller.

Estrela dos mares
María, ruta segura
fotalécenos ante os males
esperanza na amargura.

Virxe do Carme, Nosa Nai
hoxe te celebramos
co teu Fillo onda o Pai
co Espírito te cantamos.

Graciñas nosa Señora
o teu corazón non  abandoa
o que o amor añora
e que en caridade a todos se doa.

Faro lucente
dos que en Cristo cremos
camiñamos ao abrete
do Reino que esperamos.

Feliz día do Virxe do Carme
Javier Alonso
A Franqueira
16-07-15




miércoles, 15 de julio de 2015

GRACIAS



Te doy gracias, Padre.
Jesús eleva su oración de agradecimiento porque los sencillos y humildes, los pobres, los despojados, los que no están agarrados a nada, los que viven en la gratuidad, reciben la revelación de su Palabra, la hacen suya y la viven. En la sencillez de lo recibido, sabiendo que es don de la gracia, el que no se enorgullece de si, el que vive en la libertad de aceptar, el que se abre a lo novedoso de lo recibido, recibe el don de Dios.
Algún día tengo la oportunidad de ver un programa de TV que se titula "Pueblo de Dios", a veces ponen un reportaje de las misiones y entrevistan a los habitantes de lugares lejanos, que viven con lo imprescindible, si lo tienen, que les oprimen con las injusticias establecidas por los hombres, y, con qué pasión, encendida en sus ojos la llama del amor, sonrientes sin desfallecer ante los problemas, y, como hablan de Dios. En cambio, nosotros, saturados de cosas, saciados, cuestionándolo todo, queriendo saber más que la sabiduría divina, resabidos y sabelotodo, tenemos siempre cara de funeral, parece que nos lo deben todo, no tenemos errores y estamos más agobiados que "p'á que". 
A los que el mundo les aprieta Dios los bendice con una visión noble y sencilla de la vida, y a nosotros, el egoísmo y nuestra sabidurías nos carga el peso de una vida vacía.

Nosa Señora da Franqueira, axúdanos a voar libres coma paxaros sentindo o vento da libetade de Espírito, afincados na terra, afianzados na esperanza polendo a ollada no ceo.

Feliz día
Javier Alonso
A Franqueira
15-07-15

martes, 14 de julio de 2015

TODOS, POCOS, NINGUNO

En torno á Nosa Señora da Franqueira renovámonos como pobo de fe


Jesús se lamenta de la incredulidad de los habitantes de las ciudades por las que pasa a predicar y les anuncia las consecuencias, no en forma de castigo, sino que, por ellas mismas sufrirán. Corazaín, Betsaida, Cafarnaúm, donde había hecho milagros, pero no mostraban un ápice de conversión. Podemos esperar milagros para creer, pero hasta con ellos, el orgullo puede crecer. Cuantos piensan que cómo Dios no me va a favorecer si soy tan buena persona, me lo merezco. Pues el milagro de la conversión no se obró y la relación con Dios se cegó.
Veo en este lamento de Jesús una llamada a considerar la dimensión social de la fe. Me explico. Una ciudad, como tal, no tiene capacidad de conversión, sí sus habitantes. Que todos acepten al Señor significa que la fe obra en cada uno y hace posible un mundo nuevo de convivencia, relaciones, servicio, actitudes, virtudes, que lograrán que la sociedad como tal se convierta en un lugar de encuentro, de vida, de auténtico progreso. Si no se acepta al Señor entra en el seno de la sociedad un estilo de vida impropio del hombre, pues la fe le capacita para ser, la conversión le transforma hacia el bien, la vida en Cristo le llevará  a la caridad, y será justicia y verdad que ilumine las gentes. Lo anuncia el Antiguo Testamento dando al pueblo de Israel esa personalidad de aceptar o no los mandatos del Señor, de vivir o no la fidelidad y de sufrir o avanzar en sus consecuencias. Insisto, no es castigo, por nosotros mismo ya nos castigamos olvidando al Señor y viviendo un dinamismo de muerte que es a lo que lleva el olvido de Dios.
Obra Señor en nosotros el milagro de la conversión, para que, con el corazón renovado en ti construyamos una sociedad más justa, y, seamos, presencia del Reino en tu amor. 

Nosa Señora da Franqueira, o noso pobo eleva unha cñantiga agradecida a ti, pois a túa presencia nos une e a túa intercesión nos axuda. Concédenos vivir na xenerosidade ao Evanxeo viviente, o teu Fillo, e converternos ao seu amor.

Feliz día
Javier Alonso
A Franqueira
14-07-15

lunes, 13 de julio de 2015

PERDER LA VIDA

"El que pierda su vida por mi la encontrará"
Las instrucciones de Je´sus a sus discípulos no son del estilo habitual de cualquier directivo de empresa que manda a sus representantes a ganarse clientes. No les da recetas de actuación para ganarse a las masas, sino que el primero en entregarse a la misión sin pensar ni en si mismo ni en los resultados, es el enviado. La palabra radical de Jesús, la seriedad que adquiere, la absoluta disponibilidad que exige, la exigencia que supone atraviesa el alma y provoca la palabra de Pedro en una ocasión "a quien vamos a ir solo tú tienes palabras de vida eterna". Una `palabra que hoy hace en mi interior  saltar de rebeldía, exigir los límites, requerir mis derechos, impetrar mis exigencias. Pero no soy yo el que ha elegido este camino, sino, que es El quien me ha llamado. A cada uno nos llama por puro amor y no por nuestras cualidades o capacidades, sino, para que quede claro que no es posible para el hombre, pero sí para Dios.
Si no pierdo la vida por lo que vale la pena, por lo bueno, lo justo, lo bello, lo auténtico, lo sano y santo, ¿por quién o por qué la voy a entregar?, ¿se la dará a cualquiera que ni la valore ni la aprecie?. No, se la daré a quien me ha rescatado, resucitado, quien le ha dado sentido a mi existir, a quien saca lo mejor de mi mismo, a quien me pone enfrente a mis limitaciones y conoce mi pecado. A quien me ha demostrado y entregado el amor ilimitado, entero, eterno y total, que es Cristo. No puedo negarme a quien siendo todo se hizo nada, para ser nosotros; siendo Dios se hizo esclavo para que seamos libres; siendo rico se hizo pobre para enriquecernos; siendo bien se hizo pecado para darnos la gracia; siendo justo se hizo culpable para justificarnos. No, no me puedo negar a el si no es negándome a mí, no puedo tener vida si no es en mi muerte para que sea vida en él.

Nosa Señora da Franqueira, escraviña do Señor, fainos xenerosos na entrega.

Feliz día
Javier Alonso
A Franqueira
13-07-15

domingo, 12 de julio de 2015

DE DOS EN DOS


Procesión de antorchas do 7 de setembro do ano pasado. A luz da palabra e da oración alumea na noite do mundo

Feliz domingo a todos.
Jesús envía a sus apóstoles para predicar la conversión, expulsar el mal y sanar. Repiten lo que después se anuncia del mismo Jesús" pasó por el mundo haciendo el bien y curando a los que estaban oprimidos por el mal". Les da poder para hacer presente el Reino por medio de la liberación del hombre de todo aquello que no es propio de su dignidad de hijo de Dios. Así, los elegidos antes de la creación del mundo para la santidad, esto es, todos nosotros como dice hoy san Pablo, asumimos esa gran responsabilidad de reafirmar con la palabra y las acciones lo que Jesús nos ha mandado realizar.
En el envío nos señala que los manda de dos en dos. ¿Como serían emparejado los apóstoles?. El evangelista no nos lo dice. Sería en parejas los cuatro hermanos Pedro, Andrés, Santiago y Juan, o se mezclarían. ¿Quién querría ir con Mateo, un publicano rescatado del pecado?. ¿Con quien iría Judas Iscariote?. No nos interesa, pero seguro que, ni era por afinidad, ni amistades, sino con la centralidad puesta en la misión. Esta narración me ayuda para varias reflexiones.
La primera es que la misión es en comunidad, compartiendo con lo hermanos la tarea. Una Misión de envío de toda la Iglesia, no como francotiradores como a veces parecemos, en que cada uno va asociando en torno a si a sus incondicionales. Enviados de dos en dos es asumir que somos una comunidad en que compartimos la Misión que viene a realizar el Señor. 
Compartir inquietudes y proyectos. Ven más cuatro ojos que dos. Compartir distintos pareceres en que nos complementamos y nos ayudamos a permanecer fieles al que envía y a qué envía.
Enviado sin protagonismos, sin etiquetas, sin marcas, sino con la tarea del Reino. Hoy los sacerdotes, las parroquias, las comunidades, tenemos mucho que cambiar. Necesitamos reafirmar nuestro sentido de Iglesia. En muchos aspectos ha penetrado en nosotros un fuerte individualismo y la tarea es compartida. En minoría es importante unirnos, porque la Iglesia, a pesar de lo que muchos crean, está siendo ya una Iglesia de minorías con una carga de historia que a veces  nos condiciona en exceso. Me da mucha pena cuando se organiza alguna actividad o se tiene una celebración especial y lo primero que preguntan es cuanta gente había. Me revuelve interiormente cunado se presume de números, o surgen las competencias de en tal sitio va tanta gente, ahora que estamos en "temporada de romerías" a veces se ve un sustrato de cierta competitividad. Yo pregunto ¿a cuantos ha llegado la fe?, ¿cuantos la han renovado?, ¿cuantos han restaurado su alma caída en pecado?, ¿cuantos han asumido un compromiso de ser testigos de la fe?.
Ahora es tiempo de salir por los caminos y llamar a cada uno a escuchar la Palabra, sanar el corazón y ser liberados.

Nosa Señora da Franqueira, axúdanos a ser unha gran familia e a querernos no teu Fillo

Feliz domingo
Javier Alonso
A Franqueira
12-07-15

sábado, 11 de julio de 2015

SAN BIEITO




Neste día celebramos ao patrón de Europa, San Bieito de Nursia. Imos poñer baixo a súa intercesión algunhas peticións e a seguir o seu exemplo de vida cristiá e consagrada ao Señor e aos demáis.

1.- San Bieito foi un xoven con inquedanzas e en búsqueda da verdade, preguemos a Deus polos xóvenes, para que se formen ben nos estudos, traballen polo seu futuro e descubran a súa vocación respondendo á chamada do Señor

2.- San Bieito retirouse á vida en soidade nas montañas, pidamos a Deus polos que, perdidos no barullo da vida, nas preocupacións e problemas se senten tristes e insatisfeitos, para que, poñendo a súa confianza en Deus recuperen a ilusión e teñan esperanza. 

3.- San Bieito foi adquirindo a sabedoría da vida e foi mestre e acompañante espiritual, pidamos ao Pai polos profesores, educadores e todos os que teñen responsabilidades educativas, especialmente os pais e nais, para que, deixándose guiar polo Espírito saiban acompañar na fe e axuden a descubrir a verdade. 

4.- San Bieito foi un home de oración, pidamos a Deus polos monxes e monxas, para que, facendo dos mosteiros faros de fe no medio do mundo, axuden coa oración a que a sociedade busque o ben e a xustiza, especialmente cara aos máis necesitados. 

5.- San Bieito axúdanos a pedir o que nos convén en cada momento confiando na providencia de Deus, pidamos polas necesidades e inquedanzas que traemos cada un, especialmente polos enfermos, os que non teñen traballo e polas nosas familias


6.- San Bieito axúdanos a recuperar a beleza da nosa vida cristiá, pidamos para que, sexamos testemuñas da fe e transmitamos os valores do Evanxeo.

Feliz día de San Bieito

viernes, 10 de julio de 2015

DAR TESTIMONIO




Os envío como ovejas en medio de lobos. 
Hoy Jesús da sus recomendaciones los apóstoles para ser mensajeros del Evangelio. El es consciente de las reacciones que conlleva el Evangelio. No todos están de acuerdo con el mensaje ni con el mensajero, ni con el que envía y el que es enviado. Y la estrategia que enseña Jesús es la de la sencillez y la sagacidad. Tener la mirada limpia, saber acoger a todos, ser claros y honrados. Pero al mismo tiempo no caer en la ingenuidad de quien no conoce las tentaciones del mundo, porque, muchas veces podemos haber caído en ellas y ya conocemos sus consecuencias. La sencillez no está reñida con la astucia de quien no se deja engañar, porque, cuando das testimonio claro de lo que crees, entonce, descubres las contradicciones de este mundo, que no acepta la verdad. El mundo tiene sus artimañas, y, cuando queda en evidencia, actúa con violencia, porque se defiende con el ataque. 
Pondré un ejemplo a escala mundial. Hoy la palabra del papa es aceptada por la inmensa mayoría de occidente, es, no solo su palabra que en nada difiere de sus predecesores, sino, el estilo, los gestos, los signos. Y, el papa, habla de que lo que no nos puede gobernar es el mercado, el consumo, el papa habla de el cese de la carrera de armamentos, de que no se tire la comida por mantener los precios,habla de no descartar a los pobres, llora cuando ve los números de muertos en el Mediterraneo. Bien,¿veis algún cambio?. Solo buenas palabras. Lo de San Pablo, "está bien hombre, pero ya hablaremos otro día". Dar testimonio a una sociedad que encasilla la fe a un determinado ámbito es muy duro, porque, el juicio y la sentencia ya está hecho: no molestes, quédate a lo tuyo que es rezar, decir cosas botinas, Misa y procesión y no nos digas más. Así nos pasa en las conversaciones de amigos, en tertulias de casa, en reuniones de trabajo... la Iglesia que no moleste, que se calle y que no nos diga lo que tiene que hacer el mundo.
Amigos, sin Dios el hombre se destruye, el mundo se agota, la cadena de despropósitos crece, y si no decimos nada ni hacemos nada, el juicio será ante quien nos ha dado la responsabilidad de que debemos anunciar la verdad. ¿A quien daremos cuenta de callar ante la injusticia?. La historia lo tendrá en cuenta, pero también nuestra conciencia.
(Mateo 10,16-23)

Nosa Señora da Franqueira, nosa Naiciña, fainos sinxelos coma ti, estrela da evanxelización.

Feliz día
Javier Alonso
10-07-15

jueves, 9 de julio de 2015

LA GRATUIDAD Y LA LIBERTAD DE LA POBREZA



Es admirable la vida de algunos santos a lo largo de la historia de la Iglesia. A mí, personalmente, me sorprende la libertad con la que muchos emprendieron obras imposibles con la sola confianza en Dios. El siglo XIX, un tiempo de grandes cambios, es testigo de todo esto. En plena revolución industrial, con los cambios sociales y políticos, hombres y mujeres que entregaron toda su vida a un proyecto que aún perduran hoy. Sin medios lograron lo que nosotros con muchas más posibilidades no llegamos a un mínimo, hablo del común, porque hay personas que con esa misma libertad en la pobreza están manifestando como hay una forma distinta de ver las cosas y no como las construyen los mercados y los planteamientos económicos.
Esta respuesta, desde la gratuidad y la libertad en la pobreza, tiene su origen en el envío que hace Jesús de sus apóstoles. No llevéis ni oro, ni plata, ni alforja, ni túnica de repuesto... Hoy el Señor nos envía también a nosotros sin que pongamos nuestra seguridad en las cosas y en los bienes, sino en quien nos envía. Ir al encuentro del hombre de hoy con la libertad de quien no se lleva a si mismo, ni se predica a si mismo, no anuncia algo frágil, sino que, lleva al Señor, anuncia la Buena Nueva e lleva la Salvación. 
Hoy tenemos ejemplos de hombres y mujeres, matrimonios y familias, consagrados y sacerdotes, que, se abandonan a la Misión, y lo hacen, sin buscar nada más que el bien. ¡Cuanto daño nos hace a los creyentes las actitudes avariciosas y peseteras!, no es propio de un creyente, no solo los sacerdotes, sino todos los bautizados, estar pensando en beneficios económicos, en placeres y satisfacciones mundanas, en poderes para ser más que los demás o tener un prestigio. Cuanto daño nos hace el arrastrarnos por los criterios del mundo, como nos dice Francisco. ¿Es tan complicado?
Yo veo muchas veces la mano de Dios actuando. Hace un par de años comenzamos el proyecto de cáritas interparroquial, y es ya una realidad, que poco a poco fue tomando cuerpo. Cada mes acompañamos a un grupo de familias, desde la discreción y el silencio, y cada mes, algunas personas, desinteresadamente, nos van ayudando con su limosna o con sus aportaciones materiales. No es mucho, pero, Dios multiplica y es providente, nos ayuda a que llevemos algo de alegría a algunos hogares.
El Evangelio es gratuito y exige la libertad del hombre para anunciar sin trabas.

Nosa Señora da Franqueira, na túa pobreza entrégaste totalmente ao proxecto de Deus, na túa xenerosidade entrégasnos ao teu Fillo. Axúdanos a ser xenerosos e pobres para acadar benaventuranza.

Feliz día
Javier Alonso
A Franqueira
09-07-15

miércoles, 8 de julio de 2015

ME LLAMAS POR MI NOMBRE



"Me has mirado a los ojos, sonriendo, has dicho mi nombre"

Este canto, de sobra conocido por todos, nos relata el sentido de la vocación. Si ayer Jesús nos llamaba a orar para que el Padre envíe trabajadores a su mies, hoy, es el que llama. La oración se concreta en una llamada. Lo hace a Pedro, Juan , Santiago, Andrés, Felipe,... hasta completar el número de los 12. Uno a uno, después de un tiempo de discernimiento, de conocerse mutuamente, esto es, que el los conoce y ellos le conocen. Después de un tiempo de amistad y cordialidad, siendo consciente de lo que significa seguir a Jesús, aunque no le comprendan, les sobrepase, se sobrecojan o les desborde todo. 
Necesitamos también hacer con los jóvenes y los niños un buen acompañamiento espiritual. No podemos suponer que las decisiones de la vida se pueden tomar sin más. Aunque Dios nos sorprenda con acciones fuera de toda lógica, y, personas que estaban totalmente alejadas de el viven una experiencia de encuentro que les transforma radicalmente, lo normal es que se descubra la llamada personal y exclusiva para la misión en lo cotidiano de la vida. Pero no se puede amar lo que no se conoce. Hoy se necesita dar a conocer a Cristo, su palabra, su acción, su presencia salvadora. La escucha de la llamada se percibe en un corazón abierto al amor.
Hoy seguimos orando por las vocaciones sacerdotales y por nuestros seminaristas.

Nosa Señora da Franqueira, acompaña aos mozos e mozas a dicir si ao proxecto do teu Fillo. Renova en nós a resposta á nosa vocación cristiá.
Hoxe, día 8, celebramos a Eucaristía na Honra da Nosa Señora como cada mes, dando grazas e presentando as nosas inquedanzas.

Feliz día
Javier Alonso
A Franqueira
08-07-15

martes, 7 de julio de 2015

VOCACIONES



Hoy Jesús a invita a los suyos a orar para que el Padre envíe obreros a su mies. Esta petición se identifica con la insistente oración por las vocaciones. Es mucha la tarea que nos queda por hacer y en Jesús está el modelo del evangelizador, tal y como nos lo presenta Mateo.
1º: La atención a los excluidos. El endemoniado mudo representa a los que está fuera, a los "descartados" que dice Francisco. Aquel hombre, atado por el mal, es rechazado, nadie le ayuda, ni se preocupan, es una amenaza para todos, tiene que estar fuera para no dañar. Hoy tenemos a muchas personas alejadas de la sociedad porque consideramos que son una amenaza para el buen funcionamiento social: personas poseídas por el alcohol, las drogas, por una situación personal viciada porque ya no tienen esperanza, los que son un estorbo porque no trabajan, los que son deficientes y no producen, los enfermos que ya no hay nada que hacer y son un gasto. Una sociedad como la que se está construyendo destruye el bien común y la igualdad entre sus miembros.
2º: Jesús produce admiración pero también rechazo. Hoy el consagrado, como los misioneros, es visto como un héroe, pero separado del resto de la Iglesia, así como las instituciones caritativas de la Iglesia, como algo "extraño" a ella. Porque lo normal es el desprestigio de los miembros de la misma, o sus afines. Igual que el rechazo a Jesús, hoy, no está de moda, ni está bien visto, ni da caché ser sacerdote. Gracias a Dios, porque,  sinceramente a veces prefiero que sea así, porque se purifican las motivaciones y por lo menos no pueden decir que uno es sacerdote porque queda bien socialmente o te va a arreglar la vida. Descubrir la vocación sacerdotal de un joven es adentrarse en el corazón valiente y jovial de quien quiere arriesgarlo y entregarlo todo.
3º: El evangelizador está en camino. Jesús recorría pueblos y ciudades, salía al encuentro del hombre. El discípulo tiene que moverse, ir de puerta en puerta, recorriendo los caminos del hombre para acompañar al hombre en su peregrinación. 
4º: Anunciando y curando. Palabra y acción, alimentar el corazón y sanar la vida de los hombres. Así actuaba Jesús, así actúa en sus discípulos.
5º: La compasión. Jesús ve a las gentes y siente compasión pues están perdidas como ovejas sin pastor. Lo que mueve al evangelizador no son sus objetivos, ni lograr sus éxitos, ni mantener determinadas estructuras o costumbres, sino, el servicio y la entrega para que se manifieste la gloria de Dios "que es que el hombre viva".
6º. La oración es la mejor campaña vocacional. La oración es la toma de conciencia de la realidad. No vale de nada estar lamentándose continuamente de que no hay vocaciones si no dedicamos un tiempo a pedir al Señor. Una petición, la vocacional, que nos llama a decidirnos por impulsar una cultura de la vocación: en las familias, con los jóvenes y niños, en la comunidad.
Rogad pues.

Nosa Señora da Franqueira, axúdanos a descubrir nos corazóns en búsqueda dos xóvenes a chamada que o teu Fillo segue a facer para seguilo, estar con el e anunciar o Evanxeo.

Feliz día
Javier Alonso
A Franqueira
07-07-15

domingo, 5 de julio de 2015

PROFETA




El Evangelio nos sitúa a Jesús  en su pueblo natal. Acude a la sinagoga, como es habitual, para participar en la escucha de la Ley y los Profetas, y allí, se manifiesta a sus paisanos. La palabra que pronuncia fue de tal  magnitud que asombró y escandalizó. le costaba aceptar que aquel hombre, carpintero, artesano, que no había ido a ninguna academia rabínica, un hombre de pueblo, pudiese decir tantas maravillas. 
No es extraño escuchar esto en la época de Jesús, porque, hoy nos sigue pasando, con lo que continuamente nos descubrimos incrédulos ante la intervención de Dios en la realidad cotidiana. No es raro escuchar críticas y comentarios como "ahora este viene a decirnos lo que tenemos que hacer", o, "quien es este, si lo hemos visto crecer y de pequeño ya hacía tal cosa o tal otra", o, "si te aplicaras a ti mismo y nos dejases en paz". 
Desde el bautismo hemos sido configurados en Cristo profetas, mensajeros de la Buena Noticia, somos en Cristo profetas de la Palabra, y, no lo hacemos poniéndonos a viva voz, sino, con una vida que manifieste esa intervención de Dios. Un profetismo que anuncia la novedad del Reino y denuncia el pecado del hombre.Un profetismo que se pone a la altura del corazón necesitado y le transmite palabras de esperanza. Un profetismo simbólico que representa la verdad y la belleza de lo que recibimos. Un profetismo que grita en medio del mundo un cambio de vida y que reclama de todos unas actitudes nuevas. Un profetismo, el que hemos recibido del Señor, para acompañar al hombre en su peregrinación.
Ya sabemos que nos dirán que nos callemos, o que algo buscamos con esto, o que si nos conviene, o si no tenemos otra cosa que hacer. Pero, si tú y yo, que hemos recibido del Señor esta misión,. si somos miembros de una Iglesia profética que no puede callar la verdad, si nosotros, por respetos humanos o por vergüenza o por reparo a lo que dirán, no proclamamos y vivimos la verdad , la belleza y la alegría del Evangelio, si no lo hacemos ¿quién lo hará?.

Nosa Señora da Franqueira, como te costou Virxe María, aceptar as faladuría e as críticas dos teus veciños cando che viñan dicir que o teu fillo Xesús estaba tolo, que a ver que lle ensinarades, e cousas parecidas. En troques, ti, sabías calar e esperar, pois recoñecías na acción e na palabra do teu Fillo a chegada do Reino e cumprimento das promesas. Axúdanos, naiciña, a sermos discretos e ter paciencia coas contrariedades. 

Feliz domingo
Javier Alonso
A Franqueira
05-07-15

viernes, 3 de julio de 2015

DUDAS




Hoy celebramos la fiesta de Santo Tomás Apóstol. Podría haber hecho maravillas, el pobre, pero lo que nos quedaron fueron sus dudas. Y es que los evangelistas no omiten las limitaciones y deficiencias de los discípulos, y éste, viene siendo un argumento clásico para afianzar la autoría de la Revelación de las Escrituras. Solo desde la fe se comprende que alguien pueda hablar mal de si mismo y dejarlo a la luz pública. Pero lo que le interesa al autor secundario, en este caso a Juan, es mostrar que no solo por el testimonio de los hermanos, sino, con el encuentro personal uno puede proclamar "Señor mío y Dios mío". Para ver con los ojos del alma es necesario razonar las propias dudas y desterrar los propios miedos. Tomás no creía a sus compañeros, por mucho que le insistiesen, a él no le cabía en la cabeza, por eso, plantea un reto impensable meter el dedo en las llagas y la mano en el costado. Necesita adentrarse en el Misterio del dolor, de la pasión del Señor, comprender por qué a muerto el Maestro, y, después, poder decir que sí es mi Señor, mi Dios.
Tener dudas es lo propio de quienes se hacen preguntas. Pero hoy tenemos que aparentar vivir en las certezas de lo que nos imponen, lo que está bien visto, lo políticamente correcto, lo que no molesta, lo que algunos deciden que es moderno. Las seguridades en las que viven algunos en sus principios y defendiendo su posición me produce escalofríos. Lo que ni vislumbran la manipulación en la que pueden estar y defienden a capa y espada lo que le ahora toca defender. La fe asume nuestros miedos e incertezas para convertirlas en vida.
Según la tradición Santo Tomás predicó en Oriente, llegando hasta la India, donde sufrió el martirio.

Nosa Señora da Franqueira axúdanos a non sentir vergonza das nosas dúbidas e a deixarnos sorprender polo teu Fillo Resucitado.

Feliz día
Javier Alonso
A Franqueira 
03-07-15